14 jul. 2010

Descenso de las Gorges Du Llech 03-07-2010

26 jun. 2010

Sant Llorenç del munt - Cingles dels Cavalls desde el Bolet de Can Pobla


                                                                        Cingles dels Cavalls

















                                              Punta dels Cavalls


           Salt dels Cavalls
























Sant Llorenç del munt - Cova del Frare





La cova del Frare (Matadepera, Vallès Occidental) se abre en la montaña de Sant Llorenç a 960 m de altitud y poco menos de 100 m de la cima de la Mola. Pertenece a la costa media de este macizo de conglomerados terciarios y queda adosada a la cara SW de uno de sus contrafuertes radiales. Se abre al mismo estrato que las otras tres cavidades cercanas, repartidas a ambos lados de la canal de Can Pobla: la cova del Fondales, a unos 100 metros hacia el oeste de la cova del Frare, ambas en la vertiente izquierda de la canal de Can Pobla, y la cova del Manel y la cueva de los tejones, a unos 200 m ya unos 400 m, respectivamente, de la cueva del Fraile y en la vertiente derecho de la canal (Comisión del catastro Espeleológico de la provincia de Barcelona, 1974, pág. 67 y pág. 160). Las excavaciones en la cueva del Frare (1977/1984) demostraron que esta cavidad fue elegida por el hombre desde el Neolítico Antiguo. Vestigios arqueológicos coherentes de este período, contrastados por C14 (I-13, 030: 6.380 ± 310 BP) lo demuestran (Martín, 1989). Nosotros hemos estudiado los ventajas tácticas de la cueva del Frare para buscar una explicación del porqué fue elegida. El geólogo Narcís Carulla nos analizó, en 1990, las cavidades documentadas en el catastro de 1974, a fin de estudiar objetivamente su potencialidad como lugares de habitación. Valoró el espacio interior, los recursos de agua permanente, el soleamiento, la visibilidad, etc. y obtuvo una lista ponderada y ordenada de todas las cavidades, que más tarde yo contrastaría y valoraría in situ. En esta segunda fase fue fundamental la colaboración y el entusiasmo de los miembros del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt y l'Obac 




Las excavaciones llevadas a cabo en este yacimiento avalan una ocupaciónhumana desde el 6380 ± 310 BP, es decir, desde el Neolítico Antiguo (culturacardial), periodo en el que identificamos una comunidad dedicada a la ganaderíaque nos ha dejado espacios estructurados, fuegos y basuras domésticas,herramientas, objetos de ajuar personal, etc., dentro de la cueva. Esta comunidadno mostró interés por las actividades cinegéticas, el testimonio de lasque es absolutamente irrelevante. A continuación revisaremos las característicasmorfológicas de la cavidad y la oferta de su entorno a fin de entenderpara que el hombre prehistórico la seleccionó para vivir.













22 jun. 2010

EL CAMÍ RAL DE COLL DE DAVÍ I EL BANDOLER CAPABLANCA (Cami Ral de Barcelona a Manresa)



Uno de los caminos más antiguos, encantadores y legendarios de nuestra comarca es, sin lugar a dudas, el llamado cami ral de Coll de Daví que comunicaba Manresa con Barcelona atravesando el Llobregat por el puente de Vilomara y trepando por las crestas de la sierra de l'Obac, en el macizo de Sant Llorenç del Munt i l'Obac, bajando luego por la riera de las Arenas hasta Matadepera, Sabadell y Barcelona.

Llamaban caminos reales (contracción de real) aquellas rutas concedidas y protegidas por los reyes. Las masías y pueblos por donde pasaban gozaban de ciertos privilegios y se beneficiaban del comercio que el camino proporcionaba. Parece ser que este camino fue construido por presos condenados a trabajos forzados.

Hasta la llegada del ferrocarril en Manresa, en 1859, fue la vía más rápida de comunicación entre Barcelona y el Bages y el Berguedà. Por esta ruta se transportaba, a basto, la lana desde el puerto de Barcelona hasta las industrias textiles de la comarca, sin embargo y en sentido inverso, el vino y aguardiente que producían las cepas Bages se dirigían por este camino en el puerto barcelonés .

Para hacer el trayecto entre Barcelona y Manresa necesitaban unas trece horas por término medio. En un trayecto tan largo y frecuentado, era necesaria la presencia de varios hostales. Fue tan importante este trasiego de mercancías que sólo en el tramo comprendido entre El Pont de Vilomara y Matadepera, de una veintena escasa de km. -Los más salvajes y solitarios de todo el itinerario por otra parte-se podían contabilizar cinco establecimientos (casas-hostales) destinados a dar acogida a los sufridos arrieros y sus caballerías. (El Hostal del Pont de Vilomara, Sant Jaume de Vallhonesta, Hostalets del Daví, La Barata y Can Torrella).

No es extraño pues, que esta vía esté llena de hechos donde se mezclan historia y leyenda, y que fuera el escenario adecuado para que los bandoleros y personajes de moral distraída hicieran de las suyas.

En cuanto al aspecto exterior, los bandoleros no se distinguían demasiado de los demás. Llevaban pero, siempre una charpa, una amplia faja de cuero que los cruzaba el pecho de izquierda a derecha. De la charpa colgaban hasta tres pedreñales-escopetas cortas que funcionaban con percutores de piedra hoguera-, frascos con pólvora y una bolsa con munición. También llevaban dagas y unas temibles cimitarras que llamaban panards. Otro elemento característico de su indumentaria era la capa de pastor o gascona. Su tamaño permitía mucha libertad de movimientos ya la vez ocultaba charpa con las armas.

Lo que distinguía los bandoleros entre sí era el bando al que pertenecían: había nyerros, cachorros, buitres, Morella ... Estos grupos solían ser rivales is'agredien menudo, como es el caso de los famosos nyerros y cachorros que se odiaban a muerte.

Por el área de Sant Llorenç del Munt il'Obac pasaron bandoleros muy famosos, como el mítico Perot Rocaguinarda al que, el año 1611, las autoridades catalanas cansadas de perseguirlo inútilmente, le concedieron el indulto y lo enviar a Italia con la graduación de capitán del ejército. Rocaguinarda, ninguno de los nyerros, fue inmortalizado por Cervantes, que lo convirtió en personaje central de dos capítulos de su obra El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Otro bandolero famoso fue Gabriel Torrente de la Goula, alias Trucafort. Este personaje era un antiguo y valiente cazador de bandoleros, los que pagaban fuertes recompensas. Cansado de perseguir inútilmente en Rocaguinarda, acabó siendo el jefe principal del grupo de los cachorros. En Trucafort con una cuadrilla de treinta y cinco cachorros, pasó por el hostal de la Barata el año 1615, donde se utiliza comida para él y su pandilla. Llevaban secuestrado un campesino de Cerdanyola, a cambio del cual obtuvieron un fuerte rescate. En 1616 Trucafort fue capturado y torturado de forma salvaje. Poco después sería descuartizado públicamente en la ciudad de Barcelona.

También actuaron en San Lorenzo en Sastre Domingo y Jerónimo Ramona, jefe de la banda de los avinyonesos, que en 1615 secuestró el heredero de la casa La Barata.

Pero sin duda el bandolero más popular, enigmático y legendario que actuó por estas tierras fue el llamado Capablanca.

Antes de convertirse en bandolero en Capablanca era un humilde campesino de nombre desconocido que se ganaba la vida haciendo de mozo de estibador por las masías de la comarca.

Un día, después de cobrar la paga de todo un mes de trabajo, se fue a Manresa dispuesto a gastarse una parte del dinero que tanto sudor le costaban de ganar.

Cuando llegó a Manresa fue asaltado, robado y maltratado por un grupo de ladrones sin que nadie saliera en ayuda suya. Profundamente afectado y desengañado por este hecho prometió que nunca más volvería a ganarse la vida honradamente y que a partir de ese día viviría de lo que robaría a los demás.

Y así fue como nació la leyenda de Capablanca. Armado con un pedernal y cubierto con una capa blanca que había robado de un descuidado capitán de migueletes se convirtió pronto en el salteador de caminos más temido de la región.

Enseguida se hizo famosa la forma que tenía de asaltar los infelices viajeros que tenían la osadía de pasar por el camino real de la sierra de l'Obac: Alargada su capa en medio del camino y él encaramado en lo alto de un árbol o roca invitaba al pobre viajero a dejar todo lo que llevaba de valor dentro de la capa si no quería sentir el olor de la pólvora de su pedernal.

Como era buen conocedor de todos los lugares de la montaña sabía todos los rincones, cuevas y simas donde podía esconderse sin que nadie lograra encontrarlo nunca. Se cuenta que para hacerse escurridizo tras los robos utilizaba un widget, sólo conocido por él, que le permitía descolgarse por una grieta de la Roca Salvaje (gran mole que sirve de base al Paller de todo el Año) hasta una cueva situada a media pared que le servía de refugio.

No se sabe, ni se sabrá nunca, como acabó la vida de Capablanca. Unos dicen que fue finalmente tomado y tomado por el somatén. Otros dicen que fue encontrado muerto debajo de un grifo de una barrica de vino. Lo único cierto es que su memoria ha ido pasando de boca en boca de padres a hijos generación tras generación y aún hoy se mantiene viva LA LEYENDA DE EN CAPABLANCA.

7 jun. 2010

Video descenso del Torrent del Pas de l'Escalell(29/05/10)

23 may. 2010

Descenso del Torrent del Pas de l'Escalell

                                      BARRANC DEL PAS DE L'ESCALELL
                                                    Vilada - BERGUEDÀ

































































































































































































































































 


21 abr. 2010

Descenso del Torrent del Forat Negre

                                  TORRENT DEL FORAT NEGRE
                                    
VALLCEBRE - BERGUEDÀ


El Forat Negre es una garganta de reducidas dimensiones que concentra muchos de los alicientes de los descenso de barrancos. Además, su baja dificultad técnica, la comodidad de acceso y el agua garantizada casi siempre, lo hacen un descenso lúdico y recomendable para los poco iniciados en esta disciplina